Soy lo que repito

Miro hacia el pasado como quien mira por una ventana en otoño, buscando lo que aún tengo que soltar para poder vivir con mayor plenitud mi presente. Miro, encuentro algunas cosas…y me digo que el inicio del viaje no tiene por qué ser el destino. Sin embargo, a veces me vuelvo a encontrar allí, repitiendo destino.

Nasio nos dice en su libro “¿Por qué repetimos siempre los mismo errores?” : “Soy lo que repito”. Dejo resonar esta frase en mí.

Miro hacia el futuro, y no puedo dejar de hacerlo con mis ojos del pasado. No podemos separar la realidad de los ojos que la miran. Quiero resetear mi mirada, pero no encuentro el botón. Algunas repeticiones tienen una fuerza ancestral y me invitan a repasar mi historia una y otra vez. La historia de las mujeres de mi familia.

 

De repente un día, después de transitar horas de análisis y vivencias te das cuenta que el resorte ya no tiene vida propia, que podes elegir. Y que la repetición ya no es la misma.  Y te das cuenta, que valió la pena. Se siente como estando frente a un paisaje nunca transitado. Y cambian tu pasado, tu presente y tu futuro. Y el de tu linaje.

El otoño me recuerda que siempre podemos soltar lo que no queremos seguir repitiendo.

Respiro profundo. Agradezco.

El otoño me recuerda que siempre podemos soltar lo que no queremos seguir repitiendo.

Artículos relacionados

Soy todo oídos

El acto de escucha exige el deseo de entrar en contacto con el otro, con el exterior, y esto le confiere una dimensión psicológica y emocional. El órgano es el oído, pero la escucha necesita de la voluntad de integrar, memorizar, encarnar la estimulación recibida. Escuchar es un acto de apertura del ser al otro y a uno mismo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *